1B_2

¡¡¡Ya estamos abiertos!!!

El 10 de marzo es una fecha que pasará a la historia y en el que ocurrieron cosas excepcionales. El 10 de marzo es el sexagésimo noveno día del año, es decir el número 69 del año J. En 1973 los chinos y los españoles empezamos a relacionarnos diplomáticamente. En 2009 los nueves planetas se alinearon con el Sol. Ese mismo año se declara este día como el día mundial del sexo oral. Un día como hoy nacieron Sharon Stone, Seiko Matsuda (cantante japonesa), la modelaza Eva Herzigova, Georg Steller (famoso botánico alemán), Sara Montiel, Chuck Norris , Pablo Sarasate (violinista español) …. Y desde este año un día como hoy, El Sosiego comunica al mundo su apertura. ¡¡¡Ya estamos abiertos!!! www.elsosiego.com

Comentarios

    Natalia Murillo

    Fermín, me encanta vuestra página! Vuestro rincón, que promete nada más y nada menos que sosiego, de lo que estamos tan necesitados, va a ser un éxito.
    Se nota que habéis puesto amor, cariño, detalle, en definitiva: alma a parte de vuestra profesionalidad.
    Aún no me he situado para ver donde se encuentra exactamente pero hay que organizarse e ir y vivirlo.
    Os deseo mucha suerte y que vuestro proyecto os de muchos momentos de felicidad y por supuesto, de SOSIEGO.
    Un abrazo,
    Natalia Murillo

    Nacho L.

    Vaya maravilla. Ha valido la pena la espera. En verano nos plantamos ahí y seguro que será un perfecto centro para excursiones. Enhorabuena!

    Pilar Vidal

    Dimos con “El Sosiego” por casualidad, después de haber anulado otra reserva en Monsanto (Portugal), por cierto lugar muy recomendable, yo pensaba -un nombre muy pretencioso éste de El Sosiego, conociendo algo la Sierra de Gata, lugares como Robledillo de Gata, Descargamaría… siempre llenos de gente; pero tengo que confesar que realmente el lugar es increíble, un remanso de paz y tranquilidad, con un trato exquisito, todos los detalles cuidados al máximo para que te sientas mejor que en casa.
    Para escaparse en cualquier momento del año y pasar unos días en plena naturaleza.
    El personal un trato magnífico, profesional y muy cercano.

    José Antonio Gil

    Lugar espectacular y trato aún mejor. El espacio arquitectónico está muy logrado en conexión con la naturaleza, destacando tanto la piscina (fantástica para relajarse), como las habitaciones y los espacios exteriores que siempre invitan a sentarse y disfrutar del paisaje, ya sea de día como de noche contemplando el universo que en este lugar cobran una dimensión descomunal por la inexistencia de contaminación lumínica. De igual modo, la zona común, es muy atractiva y con una decoración que invitan al relax y saborear los momentos buenos de la vida.

    El trato de Juanjo y todo su personal fue exquisito. El detalle de ponerse unas zapatillas de dinosaurios para hacer más feliz la estancia de mi hijo fue sobresaliente. Esa complicidad se demuestra con éste y otros muchos detalles, ya fuera: en la conversación diaria y fácil en los momentos de la cena, en el asesoramiento de los lugares a visitar, en buscar opciones para tus hijos a la hora de cenar o desayunar, en los fantásticos desayunos y cenas (recomendamos este último por ser de una calidad excelente) o simplemente en esbozar una sonrisa cada mañana de todas y cada una de las personas que trabajan allí.

    Recomendamos este lugar por lo fácil que hace la estancia a quien la disfruta, en plena naturaleza, en un lugar sagrado como es Sierra de Gata, particularmente la zona más extraordinaria de Extremadura (es una opinión personal) donde a poco más de de media hora puedes disfrutar de lugares tan potentes histórica, arquitectónica o turísticamente (sin explotar en exceso) como: Robledillo de Gata, Descargamaría y Cadalso (y sus tres piscinas naturales), o San Martín de Trevejo, Hoyos y Villamiel por su conjunto histórico sin olvidar, a la pequeña corona de Trevejo, o el atractivo de la vecina Portugal con Monsanto y Penha García, donde merece darse un baño en su fantástica piscina natural junto a los fósiles de los trilobites que vivieron en esta zona hace más de 470 millones de años y que se pueden visitar en plena naturaleza al refugio de sus aguas frías y cristalinas bajo el dominio del castillo y su pequeña iglesia que coronan el roquedo que domina la pequeña población portuguesa.

    En definitiva, lugar muy recomendado y que para saborearlo al completo necesita de 4-5 días. Lo dicho excelente el trato de Juanjo y toda su gente (familia) porque permiten la relajación y disfrute de un entorno espectacular. Seguramente volveremos porque hay experiencias que merecen la pena vivirlas en más de una ocasión.

    Gracias por poner en valor Extremadura. Felicidades al Sosiego porque su nombre está en consonancia con su filosofía.

Dinos tu opinión